Uno de los temas más relevantes que deberán aprender tus hijos de la natación son los estilos de natación. Estos son formas particulares de desplazarse en el agua. A nivel mundial y oficialmente, existen estilos de natación, los cuales cuentan con diferentes características y técnicas.

Crol o estilo libre
Es el estilo de natación más sencillo y el primero que se enseña en las escuelas de natación, ya que maneja movimientos intuitivos.

Tu hijo flotará boca abajo y se debe impulsar alternando el movimiento rotativo de los brazos (brazadas). Y las piernas se moverán de arriba a abajo (patadas) para equilibrar el movimiento y avanzar. Después de cierto número de brazadas, deberá sacar la cabeza para poder respirar, gracias a que la cabeza aprovecha el movimiento del torso.

Dorso
Con el estilo de dorso, tu hijo flotará boca arriba, y tendrá que realizar el movimiento de brazos y piernas similar al estilo libre.

Pecho
El estilo de pecho se realiza en posición ventral, los brazos y las piernas se deben mover de forma simultánea. Las manos se impulsan juntas del pecho hacia delante y no deben salir del agua. En el caso de las piernas, pasan de estar estiradas a dobladas, similar al movimiento que hacen las ranas.

Mariposa
Con este estilo, tu hijo realizará una brazada similar de crol, pero los brazos se mueven al mismo tiempo. Y las piernas deben realizar una patada de delfín, es decir, siempre deben ir juntas.